9 abr. 2013

Autoliberación interior


"Como no tengo miedo a perderte, pues no eres un objeto de propiedad de nadie, entonces puedo amarte así como eres, sin deseos, sin apegos ni condiciones
, sin egoísmos ni querer poseerte." Y esta forma de amar es un gozo sin límites.

No hay pareja ni amistad que esté tan segura como la que se mantiene libre. El apego mutuo, el control, las promesas y el deseo, te conducen inexorablemente a los conflictos y al sufrimiento y, de ahí, a corto o largo plazo, a la ruptura.

Porque los lazos que se basan en los deseos son muy frágiles. Sólo es eterno lo
que se basa en un amor libre. Los deseos te hacen siempre vulnerable.

de Mello

6 comentarios:

  1. Ese si es amor de verdad, que belleza de texto.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Así es Betty, vamos liberándonos poco a poco , tomando conciencia ..
    Abrazos para tu corazón

    ResponderEliminar
  3. Precioso texto Arianna, gracias por hacerlo conocer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Cierto Arianna, lo fácil que se ve leyendo el texto y lo difícil que es en el día a día, el amor debe estar libre de condiciones, demasiadas veces se confunde el amor con el apego.
    Un besito.
    Júlia

    ResponderEliminar
  5. Gracias Delia, Julia , no más ansiedad, no más posesividad, el amor es sensibilidads, el amor es consciencia

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Te hacen vulnerable... y tanto.
    Pero no son tan importantes los deseos y la vulnerabilidad, como su observación.
    Un saludo desde el ocaso.

    ResponderEliminar

Seguidores