16 dic. 2012

El abrazo



Abracé al árbol con cariño,
como quien lo despierta.
Después con más fuerza, fusionándome.

Los pies en las raíces,
rostro, pecho, vientre, sexo y piernas
pegados a su tronco,
lo abrazaba tiernamente
con las palmas abiertas.

Sentí mi propia respiración.
Tomé pulso de mi sangre
para sintonizar con la sangre del árbol.
Se fueron transformando
mis cabellos en hojas,
en tronco mi cintura, los brazos en ramaje,
mis pies en entrañadas raíces .
Y sentí por todo mi ser
una energía bienhechora
que ascendía por la tierra,
que bajaba de los cielos.

De repente
dejé de sentir mi yo:
y fuí árbol, sólo árbol,
pura energía cósmica.

6 comentarios:

  1. Fundirse con el árbol, con la energía de la Madre Tierra, con la pura energía del Universo. Yo siento lo que describes cuando me baño en el mar, ese mar Mediterraneo que veo desde mi casa y que me permite ver en su horizonte lo más parecido al infinito.
    Un fuerte abrazo Arianna.
    Júlia

    ResponderEliminar
  2. Hermosos versos.
    El arbol de la vida...devieramos de estar más cerca de él y más a menudo
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Arianna, Feliz Navidad que ese niño que nace en nuestro interior, que votiva en nuestros corazones, los sentimientos más nobles, y esa esperanza… por un mañana mejor. Y que todos tus sueños se hagan realidad!!!
    Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  4. Hola Arianna, precioso. Si es verdad, el abrazarse al arbol, es algo indescriptible. Feliz Navidad. Y prospero año 2013. Todo lo mejor para ti en estas fiestas y siempre.

    ResponderEliminar

  5. Si escuchamos a nuestro hermano árbol , nos revela los misterios del cielo y de la tierra

    Gracias Julia, Antonio , Universo, Luzy

    Paz para vuestros corazones en estos dias tan entrañables

    ResponderEliminar
  6. Preciosa invitación y el abrazo será cósmico, felicidades querida Arianna!

    ResponderEliminar

Seguidores