14 jul. 2012

Cuerpo



Si nuestro cuerpo realmente nos perteneciera obedecería nuestras órdenes, Si le decimos: "No envejezcas", o "Te prohibo enfermarte" ¿nos obedecería? ¡No! No se da por aludido. Sólo alquilamos esta "casa", no la poseemos. Si creemos que nos pertenece, sufriremos cuando tengamos que dejarla. Pero en realidad, no existe tal cosa como un yo permanente, no hay nada invariable o sólido a lo que nos podamos aferrar.

5 comentarios:

  1. Así como el mundo es una ilusión, el cuerpo también es parte de ella, un instrumento del Yo para vivir este mundo de apariencia. Pero debemos dar gracias por él, pues sin esta magnifica creación del Yo como podría nuestra alma conocer la evolución de su propio camino.
    Un tierno abrazo.

    ResponderEliminar
  2. El cuerpo nos da la oportunidad de avanzar espiritualmente y disfrutar de él es un premio del Creador, pero no sabemos hacerlo del todo bien ya que nos aferramos al cuerpo con miedo a perderlo ya que los ojos humanos sólo ven eso: materia.
    Abrámonos a la fe si queremos disfrutar de todo lo que nos ofrece la vida.
    Un besito Arianna.
    Júlia

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa descripción -Sólo alquilamos esta "casa"-

    Cuidarlo, amarlo, respetarlo (como un matrimonio)para poder evolucionar.

    Muchos cariños

    ResponderEliminar
  4. Arianna, He llegado hasta aquí por un blog amigo, me ha gustado y con tu permiso te sigo.

    Nuestro cuerpo no es más que el vehículo para vivir esta vida, lo cuidamos pero es nuestro verdadero Ser lo que importa.
    Buen día!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Universo , Julia, Xaro La, Bienvenida a tu casa Rosa

    Un cálido abrazo

    namasté

    ResponderEliminar

Seguidores